Escudo

TC realiza panel sobre el carácter vinculante de la sentencia constitucional e independencia judicial.

Compartir:
Publicación: Viernes 14 de Octubre , 2016 / 11:40 A.M.

En el marco de la realización del III congreso internacional sobre derecho y justicia constitucional, auspiciado por el Tribunal Constitucional de República Dominicana TC, se desarrolló el panel titulado “El carácter vinculante de la sentencia constitucional e independencia judicial”, a cargo del jurista internacional, Hernán Antonio de León Batista y los magistrados  dominicanos Bernabel Moricete y Pedro Balbuena.

El doctor Hernán Antonio de León Batista, juez de la Corte Suprema de Justicia de la República de Panamá, destacó el impacto de las decisiones de los tribunales constitucionales, afirma que la interpretación de estos, mientras no sea revocada por un nuevo criterio emanado del mismo órgano, es parte de la propia Constitución y está llamada a tener significativa influencia en los órganos del Estado.

Precisó que para dar efectividad a la legitimación de una sentencia constitucional, la misma debe fortalecerse a través de la correcta motivación y argumentación de las decisiones, existiendo una adecuada valoración y ponderación, siendo coherente con el precedente, a fin de dar paso a la certeza y seguridad jurídica.

Habló de la irreversibilidad de la sentencia constitucional y mencionó algunas jurisprudencias de su país que constituyen precedentes constitucionales de gran impacto por su alto contenido en cuanto a la protección de los derechos fundamentales.

De su parte, el magistrado Bernabel Moricete, juez presidente de la Corte de Apelación de Niños, Niñas y Adolescentes de La Vega, República Dominicana, al abordar el tema afirma que, cuando se producen los llamados choques de trenes, refiriéndose a los conflictos que se presentan entre dos o más poderes del Estado, es cuando entran los Tribunales Constitucionales, en su condición de máximo intérpretes de la Constitución  despejando dudas y a través de jurisprudencias, sentando precedentes vinculantes.

Con relación al precedente, el magistrado Moricete afirma que el juez, no está obligado a modificar constantemente los precedentes, pero si están llamados a verificar su efectividad en el tiempo, es decir, al momento de aplicarlo y de ser necesario modificarlo.

Se refirió  a la independencia del Poder Judicial contemplado en el artículo 4 de la Constitución, donde afirma, se plasma la imagen maestra del Poder Judicial al establecer la garantía de independencia respecto a los demás poderes del Estado en la división tripartita del poder público.

Mientras, el doctor Pedro Balbuena, expresidente de la Corte de Apelación de la Cámara Civil y Comercial de Puesto Plata,  ponderó la Constitución del 2010, por los importantes avances y aportes a la institucionalización del Estado, de manera especial valora el surgimiento del Tribunal Constitucional, en calidad de máximo intérprete de la Constitución.

Considera que el precedente constitucional tutela valores y principios de gran importancia para la aplicación del derecho, refiriéndose al derecho de igualdad y de seguridad jurídica. Afirma que el ciudadano necesita tener la certeza de que el Estado y los particulares actuaran conforme al derecho y que los órganos encargados de aplicarlos lo harán valer cuando se produzca una infracción.

Al referirse a la independencia de los jueces precisa, que estos  son tan independientes, como ellos quieran, es decir, tienen la libertad de ser tan independiente como así lo determinen, no obstante abogó por la consolidación de mecanismos que propicien cada vez un mayor grado de independencia en la justicia dominicana.

Este panel sobre “El carácter vinculante de la sentencia constitucional e independencia judicial”, fue presentado por el magistrado Idelfonso Reyes, juez del TC, en el marco del III Congreso sobre derecho y justicia constitucional, que auspicia el TC, ha concentrado la atención de la clase jurídica del país y se desarrolla desde el 12 y hasta el 14 del presente mes, en las instalaciones del Hotel Sheraton, en Santo Domingo.

Imágenes del evento