Magistrada Beard Marcos participa en Congreso Colombiano de Derecho Procesal Constitucional

Compartir:
Publicación: Jueves 22 de Abril , 2021 / 10:06 P.M.

La jueza del Tribunal Constitucional habló sobre la mora judicial y los diferentes aspectos que influyen en la obtención de una sentencia en un tiempo razonable.

SANTO DOMINGO.- La magistrada del Tribunal Constitucional Dra. Alba Luisa Beard Marcos participó en la octava mesa de trabajo, dedicada al tema “Moral judicial y el Estado social de derecho”, del VII Congreso Colombiano de Derecho Procesal Constitucional “Desafíos y retos del Derecho Procesal Constitucional en la Nueva Década”, donde disertó sobre “Mora juridicial, una aproximación de cara al Estado social, democrático y de derecho”.

La magistrada Beard Marcos se refirió a aspectos relativos a la obtención de una sentencia en un tiempo razonable y la garantía que existe de que se ejecute el fallo, que en este caso dependerá de una decisión previa.

Resaltó que en la actualidad el derecho al debido proceso se refiere a la libertad que tienen las personas físicas y jurídicas a formar parte de un proceso que se desarrolle tomando en cuenta ciertas condiciones y que se lleve a cabo por oficiales públicos que cumplan con las normas y los lineamientos que estén previamente establecidos.

Según explicó, la mora se puede definir como el retraso o el exceso de tiempo que se toma en el conocimiento de un proceso judicial, cuando se compara con el tiempo que ha sido determinado de manera legal, lo que también está asociado a lo que refiere el Tribunal Constitucional en su sentencia 0092/15 como “la inactividad y las dificultades de diversas índoles que se presentan durante la gestión”.

Refirió que de acuerdo con el Plan Sectorial de Desarrollo de la Rama Judicial 2007- 2010 de Colombia, las principales causas que existen para determinar un retraso en la gestión judicial son la marcada concentración y el incremento de la demanda en los distritos judiciales de mayor densidad de población, las variaciones en la productividad de los espacios judiciales, además del incumplimiento en los tiempos procesales subyacentes.

Destacó que entre las causales más notables en la mora de la justicia se encuentran el rol del interesado, la existencia de un sistema jurídico rezagado y altos niveles de conflictividad, el comportamiento de las autoridades judiciales, el incremento y concentración de la demanda en los distritos judiciales de mayor densidad de población y la limitación presupuestaria, además de la organización judicial y conformación de los tribunales, temas a los que se refiere el Tribunal Constitucional en sus sentencias 0034/13, 0394/18 y 0213/20.

En cuanto a la relación de la mora con el Estado social y democrático y de derecho, la magistrada Beard Marcos argumentó que los derechos fundamentales representan el núcleo del ordenamiento jurídico y protegerlos implica que existan una serie de garantías apoyadas por el Estado, así como por los poderes públicos y sus relacionados.

“Es por todo lo anterior que podemos decir que la mora judicial incide directamente en el sistema de garantías que promueve el Estado social y democrático de derecho, entendiendo que la no respuesta en tiempo oportuno implicará la conculcación constante de derecho, la continuidad de las ambigüedades en normas defectuosas y la inseguridad de la ciudadanía respecto de los poderes públicos y las interacciones particulares”, resaltó.

Recomendaciones

Para minimizar las causas que provocan la mora en el sistema judicial, la magistrada del Tribunal Constitucional dominicano recomendó asignar un mayor presupuesto al Poder Judicial, que le permita manejarse con autonomía, como garante de la independencia, además de realizar una reforma estructural completa que influya en la cantidad de tribunales, la carga de trabajo, la profesionalización del personal y la implementación de recursos tecnológicos que dinamicen el trabajo.

 “La eficiencia de la administración de justicia es un pilar del Estado Social, Democrático de Derecho, pues es allí, donde se reivindican los derechos, se interpreta la norma y se fiscaliza el poder público. Ignorar su preponderancia y la necesidad de atacar la mora judicial representa un riesgo tan alto, como perder el derecho mismo”, destacó la jueza Beard Marcos al dictar su ponencia.                                                     

En el encuentro agregó que también existe la necesidad de realizar una reforma integral de la normativa procesal, de manera que permita imponer la obligación de depositar las pruebas completas en el momento en que se encause un proceso, además de implementar sistemas sumarios en casos similares.

Otra recomendación de la magistrada constitucional Beard Marcos fue simplificar los procedimientos, potenciando la oralidad y la inmediación, así como crear mecanismos gratuitos de mediación o resolución alterna de conflictos, aumentar el personal que labora en los tribunales de mayor congestión y crear salas o tribunales liquidadores en las zonas de mayor conflictividad.

 Congreso Colombiano de Derecho Procesal Constitucional

La magistrada Beard Marcos participó en la octava mesa de trabajo, donde se discutió el tema: “Moral judicial y el Estado social de derecho”, del VII Congreso Colombiano de Derecho Procesal Constitucional Desafíos y Retos del Derecho Procesal Constitucional en la Nueva Década, realizado de manera virtual por el Centro Colombiano de Derecho Procesal Constitucional, junto a los doctores Rafael Ostau de Lafont y Osvaldo Gozaini.

El encuentro académico formó parte de las actividades organizadas en el marco de los 30 años de la Constitución de Colombia, con el propósito de promover, impulsar y generalizar el estudio del Derecho Procesal Constitucional al interior de las facultades de Derecho en las universidades públicas y privadas de Colombia y del exterior, así como generar espacios de discusión entre estudiantes, abogados, académicos, jueces y tratadistas.

 

Imágenes del evento