Escudo

Juez Víctor Joaquín Castellanos habla sobre la acción de amparo en clausura Diplomado en Derecho Constitucional y Procedimientos

Compartir:
Publicación: Lunes 11 de Marzo , 2019 / 03:10 P.M.

MAO, Valverde. El magistrado Víctor Joaquín Castellanos Pizano, juez del Tribunal Constitucional (TC), dijo que la naturaleza principal y directa de la acción de amparo en la República Dominicana constituye un recurso de naturaleza subsidiaria, residual, excepcional o heroica, y que solo procede cuando no existen remedios judiciales que garanticen la tutela del derecho en juego.

Estas consideraciones formaron parte de la conferencia “La naturaleza principal y directa de la acción de amparo en la República Dominicana”, dictada por el Dr. Castellanos Pizano durante la ceremonia de clausura del IV Diplomado en Derecho Constitucional y Procedimientos realizado en el auditorio del centro UASD-Mao.

El juez señaló que el carácter principal del amparo le viene dado por la misma Constitución en su artículo 70.1, y que esta acción “ha sido concebida como una vía de carácter principal y directa, diferente a la configuración subsidiaria o excepcional que presenta en la mayoría de los países de América Latina”.

Sostuvo que prácticamente desde el inicio de sus labores jurisdiccionales, en el año 2012, el TC fijó posición en favor del carácter principal y directo de la acción de amparo. Citó como prueba de esto la emisión de más doscientas sentencias en las que el TC ha pronunciado la inadmisibilidad de esta figura jurídica por existencia de otras vías judiciales ordinarias más adecuadas.

“Debemos insistir sobre la naturaleza directa y principal que reviste la acción de amparo en la República Dominicana, tal como lo reconoce un importante sector de la doctrina vernácula, y como lo establecen la Constitución y la Ley 137-11, al igual que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, aunque sus precedentes al respecto resultan aún minoritarios”, añadió el magistrado Joaquín Castellanos.

En su presentación ante los profesionales del derecho, el juez del TC reiteró su inclinación sin reservas a favor de la naturaleza directa y principal del amparo, cuya adopción se encuentra muy lejos de trastornar el ordenamiento nacional y provocar su colapso, como sustenta la “tesis apocalíptica de una parte de la doctrina dominicana”.

Opinó que, por el contrario, la aplicación de este criterio sobre la naturaleza del amparo propicia la plena expansión de la potencialidad y eficacia de esta normativa como el instrumento protector por antonomasia de los derechos fundamentales en país, tal como fue concebido por el constituyente del año 2010.  

En el acto habló también el doctor Antonio Medina, vicerrector de Extensión de la UASD, quien expresó que para la academia y la Asociación de Abogados fue una satisfacción la culminación del diplomado que forma multiplicadores para construir una cultura de respeto a la Constitución.

En la mesa principal estuvieron Gustavo Barry, coordinador del diplomado; Rosalía Sosa, vicedecana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UASD; el magistrado Víctor Joaquín Castellanos Pizano; Antonio Medina, José Miguel Liriano, subdirector del Centro UASD-Mao, y José Luis Bonilla, secretario general del Colegio de Abogados de la provincia. La coordinación del evento estuvo a cargo del Departamento de Capacitación del TC, representado por su coordinadora, Francia Manolita Sosa.

Imágenes del evento