1er. Congreso Internacional del TC

Compartir:
Publicación: Domingo 10 de Febrero , 2013 / 11:04 A.M.

Escrito por: VÍCTOR GÓMEZ BERGÉS
 
República Dominicana se ha insertado en la moderna corriente del Constitucionalismo con éxito, firmeza y grandes expectativas.
 
Del 29 de enero al 3 de febrero, en Homenaje al 200 Aniversario del nacimiento del Padre de la Patria y Primer Constitucionalista dominicano, Juan Pablo Duarte, se organizó para la comunidad académica y jurídica del país en que participaron 450 profesionales del Derecho, intelectuales y académicos nacionales, en las ponencias de treinta y tres expositores nacionales y extranjeros, sobre lo que significa este notable paso de avance institucional para nuestra Patria.
 
Llamó la atención el interés colectivo y entusiasmo con que acogieron las seis sesiones de trabajo que alcanzaron doce horas cada día con apenas noventa minutos para los almuerzos.
 
Los temas versaron en torno a la gravitación que el derecho constitucional ha venido alcanzando en los países del Continente desde mediados del siglo XX, buscando el afianzamiento de lo que nuestra Carta Magna define en su Artículo 184, como el instrumento que: “garantiza la supremacía de la Constitución, la defensa del orden constitucional y la protección de los derechos fundamentales”.
 
Los expositores extranjeros fueron los Presidentes y Jueces de los Tribunales Constitucionales de Colombia, Costa Rica, Bolivia, Ecuador, Perú, Chile, México, Francia, España y Catedráticos de notables Universidades de Europa.
 
El Tribunal más joven de América Latina es el nuestro y ha despertado tal entusiasmo en la comunidad internacional, que hemos recibido invitaciones de todos ellos, con quienes hemos intercambiado ricas experiencias, enseñanzas y procedimientos de los que carecía el País.
 
Admirable el interés y atención de los participantes.
 
El Tribunal Constitucional no solo es garante de los derechos de nuestros conciudadanos, sino control de los poderes tradicionales de la Nación, el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial, los que han tomado conciencia cada día más, que el respeto y cumplimiento de las disposiciones constitucionales son la mejor garantía de su labor para el ordenamiento y convivencia armónica de la sociedad, tal como señala el Artículo 6 de la Constitución que reza: “Todas las personas y los órganos que ejercen potestades públicas están sujetos a la Constitución, norma suprema y fundamento del ordenamiento jurídico del Estado”.
 
Sentencias en ese sentido han sido ya emitidas por el TC y acogidas por éstos en cumplimiento lo dispuesto en la parte in fine del ya citado Artículo 184 de la Constitución que reza: “Sus decisiones son definitivas e irrevocables y constituyen precedentes vinculantes para los Poderes Públicos y todos los Órganos del Estado”.
 
La clase jurídica responsable y capaz del País viene acudiendo a diario con Acciones Directas de Inconstitucionalidad, Revisión de Amparo, Revisión Constitucional de Decisiones Jurisdiccional y Control Preventivo de los Tratados Internacionales que somete el Presidente de la República y Resoluciones de Conflictos de Competencia entre los Poderes Públicos.
 
Esta experiencia nos llena de satisfacción y orgullo como dominicanos porque al fin comenzamos transitar el verdadero orden constitucional que afianza nuestras instituciones.
 
Nuestras Sentencias vienen sentando jurisprudencia constitucional elogiadas por diversos Tribunales del Continente.
 
Nuestra página Web ha sido visitada ya por más de 30.000 usuarios.
 
Ya nuestra Constitución no solo es conocida sino respetada. Ha dejado de ser como la calificó Ferdinand Lasalle en el siglo IXI “un pedazo de papel”.